El intercambio de casa para las vacaciones era una opción en la que nunca había pensado, pero un día leí un artículo que hablaba de sus bondades y decidí que era el momento de planteármelo.

Le conté la idea a mi chico y al principio no le hizo mucha gracia. Luego, cuando leímos más sobre el tema y vimos las posibilidades que nos ofrecía empezó a animarse. Incluso llegó a decirme que lo más valioso de la casa se lo llevaba con él , refiriéndose a Nora y a mí 🙂

Entonces comenzamos a mirar páginas de intercambio de casas. Enseguida decidimos que nos suscribiríamos a una página en la que hubiera que pagar una cuota, pensando en que las intenciones del que paga suelen ser más reales que el que se inscribe en una página gratuita.

Nos decidimos por la americana www.intercambiocasas.com que es la versión española de www.homeexchange.com

La directora y guionista de The Holidays, Nancy Meyers, se inspiró  en esta página de intercambios para hacer la película.

intercambio de casas3

Esta es la casita que Cameron Díaz cambiaba por su mansión en Los Angeles en la película The Holidays. Aunque salió perdiendo con la casa, luego se ligó a Jude Law…creo que le compensó ¿no?

Hasta ahora hemos disfrutado de dos intercambios de casa, por desgracia ninguno en Nueva York Cry.

El primero fue este verano, con una familia de  San Diego (Californa). La experiencia fue extraordinaria, nos facilitaron mucho los preparativos del viaje. Incluso fueron a buscarnos al aeropuerto y nos regalaron entradas para el zoo. Compartimos algunos momentos juntos tanto en San Diego como en Madrid y congeniamos de maravilla ….un encanto los McKinney.

El segundo intercambio fue en París durante el último puente de diciembre, el apartamento era chulísimo y el trato con el dueño fue correcto, aunque no tuvimos tanta química como con la familia americana.

En ambos casos la casa no sufrió ningún daño, todo quedó como estaba. Os lo digo porque esta es una de las principales preocupaciones que tenemos antes de intercambiar, que nos dañen la casa o nos roben nuestras cosas. No nos ha pasado ninguna de las dos cosas, afortunadamente.

Pero encontrar una casa de intercambio y conseguir llegar a un acuerdo con sus dueños no es tan sencillo…os cuanto un poco como fue el proceso.

Empecé buscando apartamentos de intercambio en Nueva York el pasado verano con aproximadamente un año de antelación al viaje, convencida de que con la cantidad de familias que ofrecían su casa y lo que les gusta a los americanos España, sería cosa fácil.

Al principio busqué y estudié oferta por oferta, hasta que me decidí por una que me gustaba por cómo era la casa y por dónde estaba situada…envié mi propuesta y esperé…esperé….esperé…y nadie me contestó.

Después de haber enviado unas cuantas propuestas siguiendo este método, me di cuenta de que es muy habitual que la gente no conteste a tus correos. De hecho, he ido apuntando todas las que he enviado y la respuesta recibida y el resultado en Nueva York ha sido que casi un 55% de las propuestas no recibieron respuesta.

Mi conclusión es que al ser Nueva York un destino tan solicitado, los neoyorkinos reciben muchísimos correos y acaban no respondiendo salvo que la propuesta de en el clavo con lo que buscan.

Una cosa que me sorprende mucho es que hay personas que te contestan muy emocionadas diciéndote que sí! Que están interesadísimos! Incluso intercambias un par de correos resolviendo dudas y concretando fechas y luego….se evaporan…no vuelven a contestar a tus correos…Esto nos pasó con una casa en Marina del Rey (Los Ángeles) y otra en París.

Y el caso más curioso es cuando la propuesta te la hacen ellos a tí  y cuando les dices que sí no vuelven a contestar. Quizás sea una venganza por toda la gente que no les contestó a ellosWink

Aún con todo esto, sigo creyendo en el intercambio de casa como una opción a tener en cuenta.

Como me estoy enrollando demasiado, dejo para la siguiente entrada los pros y los contras de intercambiar tu casa y algunos consejos para que tu intercambio sea un éxito.

Si quieres viajar ahorrándote el alojamiento y te decides a probar el intercambio de casa, aquí tienes el vínculo para registrarte.

Desde hace poco soy afiliada de su web (después de escribir este artículo) por lo que cuando te registres desde aquí recibiré una pequeña comisión que me ayudará con los gastos del blog. Prometo que seguiré siendo tan imparcial como hasta ahora al tratar este tema y os contaré mis experiencias tal como las viva, con lo bueno y lo malo ¡Mil gracias!


Gracias por leerme,

LAS 10 TIENDAS QUE NO TE PUEDES PERDER EN NUEVA YORK
-GRATIS POR SUSCRIBIRTE AL BLOG-