Estatua de la Libertad

Con todo lo que llevo escrito en el blog hasta el momento y todavía no os había hablado sobre la Estatua de la Libertad ¡Pero cómo puede ser!  ¡Qué engaño es esto! (como diría Sarita Montiel).

Pues para ponerle remedio, hoy vengo dispuesta a compensaros y escribir sobre este emblema de la ciudad de Nueva York hasta que me paréis.

Porque habéis sido vosotros los que me habéis sacado de mi ceguera estatuera con vuestros correos, así que ¡Gracias! y espero que con este artículo queden resueltas todas vuestras dudas sobre la Estatua de la Libertad.

¡Allá voy!

¿Merece la pena visitar la Estatua de la Libertad?

Empiezo de lleno con esta pregunta porque estoy segura de que muchos de vosotros no sabéis qué hacer, si visitarla o verla desde lejos.

Es posible que sepáis, porque os lo hayan contado o porque lo hayáis leído en el blog, que existe una manera gratuita de pasar cerquita de la Estatua.

¿Cómo? Pues tomando el Ferry que viaja a Staten Island cada muy poquito tiempo y regresa de nuevo a Manhattan.

Yo he hecho este trayecto en varias ocasiones y siempre lo recomiendo. Pero lo recomiendo por las impresionantes vistas de Manhattan de las que puedes disfrutar a medida que el barco se aleja de la isla. Es cierto que el ferry pasa cerca de la Estatua de la Libertad pero no tanto como para que te de tiempo a apreciarla como se merece.

Esta puede ser una buena opción para los que no vayáis a estar mucho tiempo en la ciudad o para los que viajéis con poquito presupuesto.

Este verano decidí hacer este tour por primera vez…Sí, has leído bien, nunca lo había disfrutado hasta el momento.

Pobre Estatua de la Libertad, había estado subestimándola totalmente hasta entonces 

En esta visita me di cuenta de que sí merece la pena dedicarle una mañana a esta excursión. Hasta que no estás allí y la contemplas desde todos sus ángulos no aprecias su verdadera magnitud y belleza.

Y el paseo por la propia isla (Liberty Island), al margen de la Estatua ya es de por sí muy agradable.

Además, todos los tours incluyen la visita a la Isla Ellis y a su museo de Inmigración y esto le añade un aliciente especial a la visita.

Así que a pesar de que a algunos les pueda parecer una turistada prescindible, para mí la visita a la Estatua de la Libertad es algo que no debéis perderos en vuestro viaje a Nueva York.

Y además… ¡Cómo quedan de bonitas las fotos de la Estatua como perfil de Facebook! Sólo por eso merece la pena la visita 

Estatua de la LibertadAquí estoy yo diciendo: “¡Pero cómo no vais a visitar la Estatua de la Libertad!

¡Vivan las turistadas! 

Visitar la Estatua de la Libertad

Imagino que si seguís leyendo es porque ya estáis convencidos de que vais a ir a conocer la Estatua.

Así que voy a daros todos los datos sobre la excursión que realiza Statue Cruises que ¡ojo! es la única empresa autorizada por el Gobierno de Nueva York para hacer este tour.

Cómo llegar a la Estatua de la Libertad

Podéis tomar el barco a la Estatua de la Libertad desde:

Battery Park en Manhattan

Concretamente la entrada está en Castle Clinton. Lo vais a encontrar enseguida una vez entréis al parque porque veréis a mucha gente que se dirige hacia allí.

La mayoría de los turistas tomamos el barco desde este embarcadero porque es el que está en Manhattan que es donde nos solemos alojar.

Podéis llegar hasta allí:

En metro

South Ferry (Línea 1)

Bowling Green (Línea 4 y5).

Whitehall St (Línea R)

En autobús:

M1, M6 o M15 a South Ferry (última parada)

Liberty State Park New Jersey

El ferry se toma cerca del Central Railroad dentro del parque Liberty State.

Si os alojáis en New Jersey esta puede ser una buena opción.

Se puede llegar en el PATH  (estaciones de Hoboken o Newport) o en barco (más información aquí)

Horario de la Estatua de la Libertad

El horario de los ferrys varía según la temporada.

El primer barco sale entre las 08:30 y las 09:00 y el último regresa entre las 15:30 y las 17:00.

Así que lo mejor es que visitéis su web y comprobéis qué horario tiene en la fecha de vuestra visita. Podéis hacerlo aquí.

En su página también podéis ver los horarios de los barcos que parten de Liberty Island a Ellis Island y también los que vuelven a Manhattan desde Ellis. En general suelen salir cada 20 minutos, así que la espera no es muy larga.

Una cosa importante es que no lleguéis justo a la hora que tenéis en la entrada. Procurad estar un rato antes porque primero hay que pasar un control de seguridad y esto como hay tanta gente lleva su tiempo.

Entradas para la Estatua de la Libertad

Cuando os decidáis a comprar las entradas tenéis que saber qué día y a qué hora queréis hacer la visita porque os pedirán que seleccionéis estos datos durante el proceso de compra.

¿Dónde comprarlas?

Por Internet en la web oficial www.statuecruises.com

En los puntos de partida de los barcos (Castle Clinton y Central Railroad)

Yo os recomiendo comprarlas por Internet y llevarlas impresas, así os ahorráis la “posible-casi segura” fila para comprar las entradas.

Es importante que sepáis que tanto la tarjeta New York Pass como el talonario New York CityPass incluyen la visita a la Estatua de la Libertad.

Así que si habéis adquirido una de estas dos opciones de ahorro, no tenéis que preocuparos de comprar nada más, porque como os digo está incluido.

Si no no habéis oído hablar hasta ahora de la New York Pass o de la New York CityPass podéis leer lo que escrito sobre estas diferentes maneras de ahorrar dinero en las entradas aquí.

Oferta New York Pass

¿Cuánto cuestan?

Depende de qué opción de la que os proponen elijáis:

La entrada “normal” incluye:

La visita a la Isla de la Estatua (Liberty Island)

La visita a Ellis Island (Museo de Inmigración)

Audioguías en la Estatua de la Libertad y en Ellis Island

Precios:

Adultos 18,50$

Niños 4-12 años 9$

Niños 0-3 años Entrada libre

+62 años 14$

La entrada “pedestal” incluye:

La visita a la Isla de la Estatua (Liberty Island)

La visita a Ellis Island (Museo de Inmigración)

Audioguías en la Estatua de la Libertad y en Ellis Island

Subida al pedestal de la Estatua de la Libertad

Precios:

Adultos 18,50$

Niños 4-12 años 9$

Niños 0-3 años Entrada libre

+62 años 14$

Como véis los precios son los mismos con pedestal y sin pedestal ¿Cómo es posible? Pues porque el número de entradas al pedestal es limitada. Así que os recomiendo que cuando ya tengáis montado vuestro planning (qué quebraderos de cabeza hacerlo ¿verdad?) y sepáis cuando vais a ir a la Estatua, compréis las entradas.

La entrada “corona” incluye:

La visita a la Isla de la Estatua (Liberty Island)

La visita a Ellis Island (Museo de Inmigración)

Audioguías en la Estatua de la Libertad y en Ellis Island

Subida al pedestal de la Estatua de la Libertad

Acceso hasta la corona de la Estatua de la Libertad

Precios

Adultos 21,50$

Niños 4-12 años 12$

+62 años 17$

Estatua de la LibertadVistas desde el pedestal de la Estatua de la Libertad

Subir a la corona de la Estatua de la Libertad

Como veis en el precio de las entradas, subir a la corona sólo es 3$ más caro que el resto de las opciones.

Y por eso es muy frecuente que estas entradas vuelen (sólo ponen a la venta 365 entradas al día).

Así que si tenéis claro que vais a subir a la corona comprad las entradas cuanto antes. Y cuando digo cuanto antes, digo muy cuanto antes… que a veces están agotadas 4 meses antes 

Para los que todavía no tenéis las entradas y acabáis de comprobar que ya os habéis quedado sin ellas  voy a intentar animaros con estos datos:

Desde la entrada principal hasta la corona hay 393 escalones y no hay aire acondicionado (el ascensor llega sólo hasta el pedestal), así que puede resultar un poco claustrofóbico.

Además, los únicos baños están en el vestíbulo, así que si tenéis una urgencia no os queda otra que bajar los 393 escalones a toda mecha (acordaros de pasar por el baño antes de subir, sobre todo los que estéis abusando de la Coca-Cola americana o de la Budweiser durante el viaje).

¿He conseguido animaros un poco? ¡Bien! Sigo contando…

 La subida a la corona no está permitida para los niños que midan menos de 1,20 cm.

 Las entradas para subir a la corona hay que recogerlas en la taquilla, aunque las hayáis comprado anticipadamente por Internet.

 En cada entrada es obligado poner el nombre de la persona que la va a utilizar. Y hay que hacerlo en el momento de la compra. Una vez allí, esta persona tiene que identificarse mostrando un documento con fotografía válido.

 El titular de la tarjeta de crédito con la que se han comprado debe estar presente en el momento de recoger las entradas.

 Sólo se pueden adquirir 4 entradas por compra.

 No se puede entrar con mochilas… pero no os preocupéis por esto, como saben que la mayoría de los turistas las llevamos, hay un espacio con taquillas donde podéis dejarlas (2$ la hora, se paga en efectivo).

Liberty Island

Como os decía antes, Liberty Island es la isla donde se sitúa la Estatua de la Libertad. Es, evidentemente, una isla desabitada que sólo recibe a los grupos que llegan en los ferrys para ver la Estatua.

También os contaba que es una isla agradable, bastante arbolada y con algunos bancos para sentarse a descansar o a comer algo.

Durante el paseo encontraréis además algunas curiosas esculturas relacionadas con la Estatua de la Libertad y su historia.

Otro de los atractivos de Liberty Island son las fantásticas vistas de Manhattan desde sus miradores.

Estatua de la Libertad

Ellis Island

Ellis Island contiene la historia de los inmigrantes que durante años y años viajaron en barco hasta Nueva York en busca del sueño americano (muchos de ellos en condiciones infrahumanas). El primer suelo que pisaban en América era el de Ellis Island porque era allí donde les inspeccionaban al llegar (era como una aduana). Anotaban absolutamente todo acerca de ellos y además les hacían un reconocimiento médico.

Algunos eran deportados sin llegar a pisar Nueva York. Unos porque tenían problemas con la justicia y otros porque portaban enfermedades contagiosas 

En la visita al Museo de la Inmigración, que está incluida en la entrada, podéis ver las plantillas donde apuntaban cada dato de las personas que llegaban: su lugar de origen, color de piel, color de ojos…

También muestran un montón de fotografías de los inmigrantes, antepasados de muchos de los neoyorquinos que os encontraréis ahora por las calles de Nueva York, cuando llegaban a la isla. Sus caras son una mezcla de alegría, miedo, desconfianza, esperanza… emociona bastante verlo.

Estatua de la Libertad Ellis Island

Battery Park

Incluyo Battery Park en el artículo porque es en este parque en el se encuentra el lugar desde el que salen los ferrys hacia la Estatua de la Libertad. Así que he pensado que quizás cuando terminéis vuestra visita os apetezca conocerlo.

Estos son algunos de sus atractivos:

Carrusel Seaglass

Se trata de un carrusel que recuerda la vida de los peces en las profundidades del mar. Para eso se ayudan de luces de colores y sonidos…además de los peces en los que vas subido.

The Sphere

Es una escultura en forma de esfera que antes se situada en el corazón del desaparecido World Trace Center. Resistió a los ataques terroristas del 11 de septiembre y temporalmente se encuentra en este parque rindiendo homenaje a las víctimas.

New York Korean War Veterans Memorial

Es un obelisco con la silueta de un soldado en su interior. Se trata de un homenaje a los soldados que sirvieron en Corea.

American Merchant Mariners’ Memorial

Representa y homenajea a los marineros perdidos en el mar.

Estatua de la Libertad Battery Park

Aquí podéis encontrar otros sitios de interés situados en Battery Park y desde aquí podéis descargaros un mapa que os sirva para planear un recorrido (es un parque relativamente pequeño, no os llevará mucho tiempo conocerlo).

Y si todavía os queda energía y os apetece comprar, podéis pasaros por Century 21 que es un outlet del que os hablé en este artículo y que está relativamente cerca.

Así a lo tonto ya tenéis la mañana organizada 

5 curiosidades sobre la Estatua de la Libertad

Fue un regalo de Francia a los Estados Unidos por la conmemoración del centenario de la independencia estadounidense.

Existe una réplica de la Estatua de la Libertad en París desde 1889. Esta fue donada por la comunidad parisina que vivía en Estados Unidos como obsequio por el centenario de la Revolución Francesa. Por si vais a París y os apetece verla, está situada en la Isla de los Cisnes (Île aux Cygnes) en el río Sena.

Estatua de la Libertad ParísImagen:www.google-earth.es

Originariamente no era de color verde. Pero una serie de reacciones químicas han ido transformando su color hasta llegar al verde actual.

Aunque existen varías teorías al respecto, se dice que la cara de la Estatua de la Libertad está inspirada en la madre de Frédéric Auguste Bartholdi que fue el diseñador de la obra.

¿Vosotros le encontráis parecido?

Estatua de la Libertad cara comparada

La Estatua de la Libertad aparece en las monedas de 50 centavos del Estado de Nueva York.

Ahora que ya he terminado el artículo me quedo más tranquila…por fin mi blog sobre Nueva York tiene un artículo sobre la Estatua de la Libertad 

Y ahora contadme vosotros si ya la conocéis o tenéis pensado visitarla en vuestra próxima visita (ya sabéis, más abajo, en comentarios )

Gracias por leerme,

LAS 10 TIENDAS QUE NO TE PUEDES PERDER EN NUEVA YORK
-GRATIS POR SUSCRIBIRTE AL BLOG-