5 Pizzerías con historia en Nueva York

Me apasionan las historias que hablan de Nueva York. Y si además tratan de lugares que todavía pueden visitarse, mucho más.

En una ciudad en la que todo cambia tan deprisa y en la que los restaurantes muchas veces duran lo que tarda en abrir otro que se pone más de moda, que haya restaurantes que sigan vivos después de tantos años me parece todo un logro.

Así que estoy disfrutando como una niña preparando este artículo en el que voy a hablaros de 5 excelentes pizzerías neoyorquinas que además son historia viva de la ciudad.

Lombardis’s

 John’s of Bleecker Street

 Patsy’s Pizzeria

 Grimaldi’s

 Juliana’s

Seguramente os suene el nombre de la mayoría de ellas porque suelen recomendarse en guías y blogs de Nueva York.

Y casi podría afirmar con total seguridad que muchos de vosotros habéis comido en alguna de estas pizzerías ¿me equivoco?  

Pero es que, como os decía, además de que en ellas se come muy bien, son la historia de la pizza en Nueva York, ahora lo veréis…

La primera pizzería de los Estados Unidos está en Nueva York

La historia de la pizza en Nueva York empieza con los inmigrantes italianos que llegan a la ciudad a finales del siglo XIX.

Uno de estos inmigrantes, Gennaro Lombardi, utilizaba la masa que le sobraba al hacer el pan que vendía en su tienda de Little Italy para hacer pizza, siguiendo la receta de su familia napolitana.

La pizza del Sr.Lombardi empezó a tener mucho éxito (sobre todo entre sus compatriotas) y en 1905 decidió convertir su pequeña tienda, previa petición de licencia, en la primera pizzería de los Estados Unidos ¡ahí es nada!

En un momento sigo contando la historia de esta pizzería… que tiene miga , pero antes tengo que deciros que las demás pizzerías de las que voy a hablaros, tienen su origen en Lombardi’s  pero tendréis que esperar un poquito para saber por qué.

Lombardi’s, el origen de la pizza neoyorquina

Hay auténticos expertos en pizza que saben diferenciar perfectamente la pizza italiana de la americana.

Yo la verdad es que no tengo el paladar tan fino y no detecto las diferencias (¡no me matéis lo expertos! ), pero sin duda existen y en parte se deben a los cambios en la receta que empezó a introducir Lombardi en su pequeña pizzería.

En Lombardi’s hacían la pizza en hornos de carbón y no en hornos de leña como es su Nápoles natal.

Además, en lugar de mozzarella di bufala, Lombardi utilizaba la de leche de vaca (me imagino que obligado por las circunstancias, porque no creo que hubiera muchas búfalas en Nueva York).

Los italianos se echarían las manos a la cabeza por este cambio  porque sienten auténtica devoción por su mozzarella.

Poco a poco Lombardi fue adaptando su pizza a los gustos americanos y sin ser consciente de ello creo la pizza New York Style.

Cuando Lombardi murió, el restaurante se lo quedó su hijo John que era muy currante y mantuvo con dignidad la pizzería de su padre, pero que también era muy fiestero y vivió la vida nocturna neoyorquina intensamente.

John murió muy joven (quizás por tanta diversión en el Nueva York de los años 30 ) y el negocio lo comenzó a llevar Jerry, hijo de John.

La pizzería Lombardi’s, convertida ya en un restaurante italiano de cierto nivel, mantuvo su éxito durante muchos años.

Pero en 1984 Lombardi’s cerró sus puertas . La crisis económica fue la principal causa…pero no ayudó nada que las vibraciones del metro rompieran el horno de carbón que mandó construir su abuelo.

Estaréis pensando ¡pues vaya historia triste! Pero aquí no acaba todo, seguid leyendo…

Justo 10 años después, Jerry Lombardi junto con John Brescio, un amigo de la familia que pasó su adolescencia con Jerry en la pizzería, decidieron abrir de nuevo la pizzería.

Pero no lo hicieron en la ubicación original porque se les quedaba pequeña y además el horno había muerto. Así que muy cerquita, también en Little Italy, encontraron el local ideal que es donde se encuentra actualmente.

Lombardi’s en la actualidad

Lo que me gusta de Lombardi’s es que a pesar de su historia es un restaurante sencillo, sin pretensiones. De hecho los vasos y cubiertos son de plástico.

Me dejó alucinada que para llegar a nuestra mesa tuviéramos que pasar por la cocina. Sí, como os lo cuento…si el abuelo levantara la cabeza…

Si os pasa a vosotros, aprovechad para fijaros en las puertas del horno, son las originales del horno del abuelo Lombardi.

Pizzaría Lombardi's Nueva York

En el actual Lombardi’s las pizzas se venden enteras, no por porciones. En la carta tienen sólo 4 tipos de pizza a los que pueden añadirse más ingredientes.

Nosotros pedimos la white pizza y nos gustó mucho, estaba crujiente y muy bien horneada. Aunque ya os digo que muy mala tiene que estar una pizza para que yo no me la coma 

El precio de las pizzas pequeñas va de los 21,50$ a los 27,50$ y de las grandes de 24,50$ a 35$.

¡Importante! Sólo se acepta el pago en efectivo (hay un cajero ATM en el local por si os pilla desprevenidos).

Acordaros de la propina “obligatoria” de la que os hablaba en este artículo.

 www.firstpizza.com

32 Spring St (Little Italy)

Pizzaría Lombardi's Nueva York Nuria

Como os decía, Lombardi’s es el origen de todas las pizzerías de las que voy a hablaros a continuación.

Y es que algunos de los maestros pizzeros que aprendieron el oficio en este restaurante, acabaron abriendo el suyo propio…ya sabéis ¡el sueño americano! 

John’s of Bleecker Street

John Sasso, también inmigrante italiano, es uno de los maestros pizzeros que trabajó en Lombardi’s y que en 1929 decició probar suerte por su cuenta en Greenwich Village.

John Pizza Nueva York 1

Y sí, tuvo suerte porque su pizzería, aunque ahora gestionada por otras personas, ha llegado hasta hoy…Y su mobiliario parece que también...el local tiene un halo cutre y descuidado, pero quizás eso lo haga más auténtico.

Los bancos y mesas de madera están completamente tallados con las firmas de quienes han ido pasando por allí a lo largo de los años…

Si encontráis el nombre de este blog en alguno de sus bancos estáis invitados a la pizza 

John's of Bleecker Street

Igual que me pasó en Lombardi’s, la pizza de John’s of Bleecker Street me gustó mucho. El ingrediente principal eran las albóndigas  y le daban un sabor muy original.

En John’s of Bleecker Street el cliente hace la pizza a su gusto, seleccionando la masa y los ingredientes que le quiera poner.

El precio de la base de la pizza mediana es de 17$ y el de la grande de 20$. Cada ingrediente cuesta 4$.

www.johnsbrickovenpizza.com 

​​278 Bleecker Street (Greenwich Village)

John's of Bleecker Street

Patsy’s Pizzeria

Otro de los trabajadores de Lombardi’s que cumplió el sueño de tener su propia pizzería fue Pasquale Lancieri, conocido como Patsy.

En 1933, junto con su mujer Carmella, abrieron una pequeña pizzería en el East Harlem. Este barrio de población mayoritariamente hispana en la actualidad (Spanish Harlem) por entonces era un barrio principalmente de inmigrantes italianos.

En los años de gloria de esta pizzería podías encontrar comiendo pizza en alguna de sus mesas a Frank Sinatra o a Tony Bennett. También a los jugadores de los Yankees que paraban a comer en Patsy’s cuando iban de camino al Yankee Stadium.

Se cuenta de Patsy’s que en los años 70 sirvió para que los actores de El Padrino se empaparan del ambiente italo-americano y así pudieran preparar su papel en la peli.

De hecho, Francis Ford Coppola era uno de los fieles clientes del local. Moriría por pasar una tarde en la pizzería en aquella época.

En 1974 Patsy fallece. Pero Carmella sigue con el negocio hasta que en los años 90 decide jubilarse y se lo vende a John Brecevich y Frank Brija, sus empleados de toda la vida.

Patsy's Pizzeria Nueva York 1

Foto de Patrick Stahl (Flickr)

Quizás conozcáis otros restaurantes Patsy’s en Nueva York, pero estos son franquicias del original. Pero en estos restaurantes no os sentaréis en la silla donde se sentaba Frank Sinatra 

A día de hoy muchos dicen hacen la mejor pizza de la ciudad. La pena es que está un poco alejada del centro, pero si vais a visitar Harlem, Patsy’s es visita obligada.

Además, si no tenéis mucha hambre podéis pedir la pizza para llevar y por porciones (Patsy’s fue la primera pizzería de la ciudad en vender la pizza por porciones).

Respecto a su decoración, al igual que las pizzerías de sus compatriotas, Patsy’s es un lugar sencillo, sin grandes florituras.

Además de pizza en la carta tienen un montón de platos de pasta y ensaladas.

De las pizzerías de la que os hablo hoy es la más barata. Base de la pizza 12$ y 3 $ por ingrediente.

¡Importante! Sólo se acepta el pago en efectivo

www.thepatsyspizza.com

​​2287 First Avenue (East Harlem)

Patsy's Pizzeria Nueva York

Foto de Jono Kane (Flickr)

Grimaldi’s

Dejamos Manhattan, cruzamos el puente y llegamos a Brooklyn. Porque es aquí donde se encuentran los dos restaurantes de los que voy a hablaros ahora.

Resulta que el señor Patsy del restaurante Patsy’s tenía un sobrino que se llamaba Patsy ¡qué familia tan original! y que trabajaba con él en la pizzería.

Este sobrino, de apellido Grimaldi, decidió abrir su propia pizzería en Brooklyn a principios de los 90 ¿y adivináis cómo le llamó?…

Le llamó Patsy’s… sin comentarios 

Su tía Carmella ya había vendido su negocio y los nuevos propietarios denunciaron a Patsy por utilizar su nombre. Ganaron la batalla y se vio obligado a cambiar el nombre por Grimaldi’s.

A pesar del cambio de nombre el restaurante tuvo muchísimo éxito y de nuevo Frank Sinatra, que conocía a Patsy de cuando trabajaba con su tío, fue uno de los clientes más fieles.

Unos años después y a punto de morir de éxito, Patsy vende Grimaldi’s a Frank Ciolli por medio millón de dólares, con el compromiso de mantener la pizzería como hasta entonces y dejar que Patsy la supervisara.

Pero ¡qué poco dura la alegría en la casa del pobre! porque poco después, Ciolli mandó a la porra a Patsy por abroncar a un empleado que no estaba siguiendo su método de elaboración de las pizzas.

Ciolli comenzó una exitosa expansión de Grimaldi’s por todo Estados Unidos mientras Patsy se tiraba de los pelos por haberle vendido el negocio.

Si queréis saber cómo termina esta historia tendréis que esperar a que os hable de la siguiente pizzería: Juliana’s

Originalmente Grimaldi’s estaba situado en el 19 Old Fulton St, pero por problemas con el pago del alquiler les echaron de este local y se mudaron al 1 Front St que está a unos metros del anterior.

No olvidéis este dato porque ahora veréis qué pasó con ese local.

Las pizzas de Grimaldi’s fueron durante mucho tiempo las mejores de Brooklyn, pero parece que de un tiempo a esta parte se han descuidado un poquito y la calidad ha bajado.

Pero esto es cuestión de gustos porque Grimaldi’s sigue teniendo un montón de fans que hacen cola pacientemente en su puerta para disfrutar de una de sus pizzas.

Estoy segura de que muchos conocéis esta pizzería porque está justo debajo del Puente de Brooklyn y es un destino muy habitual cuando se termina la excursión de Contrastes o después de cruzar el puente.

 Pizzas desde 18$ a 34$. Podéis elegir una de las que están en el menú o crearos la que os guste eligiendo los ingredientes.

¡Importante! Sólo se acepta el pago en efectivo aunque hay un cajero en el restaurante (¿qué problema tienen los italo-americanos con las tarjetas de crédito? )

 www.grimaldis-pizza.com

1 Front St (Brooklyn)

Grimaldi's Nueva York

Foto de Chun Yip So (Flickr)

Juliana’s Pizza

Y de nuevo aparece en escena el señor Patsy Grimaldi Al hombre se le llevaban los demonios porque veía que había perdido su negocio y que no podía hacer nada para recuperarlo.

Así que cuando expulsaron a Ciolli del local donde estaba Grimaldi’s, Patsy aprovechó la oportunidad para volver a alquilarlo y abrir un nuevo restaurante 

Y cómo ya no podía llamarle ni Patsy’s ni Grimaldi’s, decidió llamar a su pizzería como “la mamma”: Juliana’s.

El restaurante tuvo éxito desde el principio y para muchos la verdadera pizza Grimaldi’s es la que se hace en Juliana’s.

Los dueños de Grimaldi’s le denunciaron para intentar frenar la apertura del restaurante, pero perdieron estrepitosamente y además esa bronca en los tribunales le dio publicidad gratuita al nuevo Juliana’s.

Lo gracioso es que ambas pizzerías están sólo separadas por unos metros…no sé cómo soportan verse las caras estos dos señores sin matarse cada día.

Cómo veis la venganza es un plato que se sirve frío…Patsy’s le ha dado un zasca a Ciolli, pero no sé por qué me da que esto no acaba aquí…

Foto de Shinya Suzuki (Flickr)

Al igual que en su vecino Grimaldi’s, aquí siempre hay fila para entrar…lo bueno que está bien organizada y avanza rápido (intentad no ir en hora punta ni los fines de semana).

 Pizzas desde 18$ a 32$. Podéis elegir una de las que están en el menú o crearos la que os guste eligiendo los ingredientes.

www.julianaspizza.com 

19 Old Fulton St (Brooklyn)

Foto de www.julianaspizza.com

¿Cómo os habéis quedado con las historias que os he contado?

Pues me las he inventado…

¡Qué no! No tengo tanta imaginación 

Son todas verdaderas y son historia de Nueva York, esa que tanto me gusta y que no me canso de leer.

¿Conocéis alguna de estas pizzerías? ¿qué os parecieron? ¿conocíais sus historias? 

Gracias por leerme,

 

 

¡Acompáñame en redes sociales!

 

 

About the Author:

Soy Nuria Moreno, madrileña y con un trocito de mi corazón en Nueva York. ¡Escríbeme!nuria@mynewyorkblog.com

8 Comments

  1. Angel 15 febrero, 2018 at 22:57 - Reply

    Gracias por el Blog, no tenía hambre pero viendo las fotografías fue imposible que no se me antojara una…. 🙂

    Nuria, podrías hablar sobre Coney Island? Entiendo que existen varios festivales en esa zona, además para los que nos gustan las películas de culto, ese lugar representa mucho en el film “The Warriors”, Creo que hasta hay una celebración año con año.

    Por cierto, tienes canal de youtube?

    Gracias!

    Angel

    • admin 17 febrero, 2018 at 12:40 - Reply

      jajaja ya os avisé 🙂

      Tengo pendiente un artículo sobre Coney Island para más adelante porque creo que merece la pena conocer este peculiar lugar…y más si tienes un motivo para ir como en tu caso por la peli. La nueva de Woody Allen también se ha grabado en Coney Island, habrá que verla 🙂

      Sí tengo canal de YouTube aunque por ahora sólo tengo un par de vídeos a partir de marzo irán llegando más. Aquí tienes el enlace al canal.

      Besos
      Nuria

  2. Teresa Cano 16 febrero, 2018 at 08:58 - Reply

    Hola Nuria, me pasa lo que a ti,, mi corazón está en. NUEVA YORK. Me encanta lo que haces es un modo de estar por unos segundos allí caminando sus calles, sigues así por favor!! No la conozco tan bien como tú, yo estuve en septiembre del 14 y tenemos previsto volver este septiembre, no imaginas como deseo que llegue ese mes!!
    Muchas gracias por tus vivencias, sigue así, guapaaaaaa

    • admin 17 febrero, 2018 at 12:41 - Reply

      ¡Muchísimas gracias Teresa! 🙂 No sabes como me animan tus palabras.

      Septiembre es un mes estupendo para visitar NY…aunque veo que tú ya lo sabes porque repites 🙂

      Un abrazo y a disfrutar con los preparativos.

      Nuria

  3. Maria Rosa 17 febrero, 2018 at 23:18 - Reply

    Jajaja ese sentido del humor!

    Que pintaza y que historias interesantes! Muchas gracias por publicar siempre información tan tan práctica y de forma tan amena

    • admin 18 febrero, 2018 at 20:08 - Reply

      ¡Qué bien que te haya gustado María Rosa!

      Gracias a ti por estar siempre al otro lado 🙂

      Besos
      Nuria

  4. alan 21 marzo, 2018 at 14:23 - Reply

    Excelente post! Felicitaciones. El mes que viene viajo por primera a NYC y toda esta historia será un sabor extra a mis pizzas neoyorquinas. Gracias!

    • admin 21 marzo, 2018 at 17:22 - Reply

      ¡Muchísimas gracias Alan! conocer la historia ayuda a disfrutar más lo que se visita ¿verdad?

      Feliz viaje,

      Besos
      Nuria

Leave A Comment

Responsable: Nuria Moreno Martín Finalidad: gestionar los comentarios del blog Legitimación: es tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de My New York Blog) dentro de la UE (ver política de privacidad de Webempresa). Para más información consulta mi Política de Privacidad