Las propinas en Nueva York

¿Cómo funcionan las propinas en Nueva York?

Pues para los que las reciben muy bien y para los que las tenemos que dar muy mal ¡toma ya que resumen que os acabo de hacer! 

Las propinas en Nueva York: vamos a desahogarnos

Las propinas forman parte de la cultura estadounidense y no las entienden de la misma manera que las entendemos nosotros.

En este artículo os voy a ir contando en qué lugares de Nueva York “debéis” dejar propina y en cuales no.

También os hablaré de qué porcentaje es el adecuado y qué pasa si no dais propina (nada bueno, ya os lo adelanto )

Y ahora viene el momento desahogo propineril…

¿Por qué tenemos que dejar esas pedazo de propinas y además en tantos lugares?

La explicación más popular que veréis por todos lados es que los sueldos de los camareros son una porquería y dependen de las propinas para tener un salario que les permita vivir.

A mí me enfada bastante este argumento ¿por qué tienen que dejar en manos del consumidor que un trabajador tenga un salario decente? ¡No me parece bien!

Lo lógico, en mi opinión, es que les paguen adecuadamente y que las propinas sean un extra por haber hecho su trabajo de forma extraordinaria.

En algunos restaurantes de Nueva York están intentando cambiar esta forma de funcionar y han subido los salarios de todo el personal (incluidos los cocineros que también están mal pagados y no tienen acceso a las propinas).

También han aumentado un poco el precio de sus menús y por contra han hecho sus restaurantes libres de propinas.

Pues no creáis, que esto a los americanos no les ha gustado nada de nada. Siguen pensando que si el sueldo de los empleados depende de las propinas se van a esforzar más en hacer bien su trabajo.

En fin, es un tema que por muchas vueltas que le demos es el que es.

Y una vez allí, cuando sabes que el sueldo de la persona que te está atendiendo depende de las propinas que les dejamos, empatizas y le dejas una propina adecuada. Ellos no tienen la culpa de que el sistema sea así.

También os digo que muchas veces dejas la propina por empatía pero otras muchas por no tener bronca y pasar un mal rato. Ahora os cuento sobre esto.

Qué pasa si no das propina en Nueva York

Las propinas en Nueva York no son obligatorias 

Oficialmente es así, no tenemos por qué dejarlas. Pero como os contaba antes los sueldos de muchos empleados dependen de ellas y está tan establecido que debe darse propina y cuál es el mínimo en cada caso, que si no lo haces la cosa puede ponerse fea.

Voy a contaros dos anécdotas sobre propinas que me han pasado en mis viajes a Nueva York.

El taxista intimidante y la niña asustada

Era mi primera vez en Nueva York y mi primera vez viajando fuera de España. Tenía 20 años, poca experiencia y menos dinero.

Viajaba con mi amiga Maribel, que tampoco estaba muy boyante y cuidábamos cada dólar que gastábamos como si no hubiera un mañana.

Tuvimos que tomar un taxi porque de otra manera no llegábamos a tiempo a la estación de autobuses y cuando llegamos a nuestro trayecto el taxista nos dijo que eran 6$. Le dimos 10$ y nos quedamos esperando los 4$ de vuelta que pagarían nuestra comida de ese día.

El señor se me quedó mirando intimidante y me dijo: Do you want your change? y yo le dije: no, no, no, no  y porque mi amiga tiró de mi brazo para sacarme de allí, que si no todavía seguiría diciendo no,no,no

Conclusión: dejad propina en los taxis 

La propina del restaurante de cuyo nombre no quiero acordarme

Esto nos pasó en nuestro último viaje. Con unos cuantos años más y se supone que más experiencia en la vida 

Fuimos a un restaurante cubano en la zona de Times Square. Escuchamos la música en directo desde la calle y nos animamos a entrar.

Justo cuando entramos terminó el concierto. Pero eso no es su culpa ni el motivo de lo que viene a continuación.

El manager del local nos consiguió una mesa y no supimos nada más de él hasta 20 minutos después que vino a tomarnos nota.

El restaurante se iba llenando y las mesas cercanas a nosotros fueron ocupadas.

Nuestra comida no llegaba a los 10 minutos.

Tampoco lo hacía a los 20 minutos.

Seguía sin llegar a la media hora.

Los vecinos de mesa que habían llegado más tarde que nosotros ya estaban cenando.

Levantamos la mano un montón de veces para preguntar al camarero qué pasaba, pero no nos hizo ni caso.

Nora se durmió en el sofá que por cierto era muy cómodo, todo hay que decirlo.

A los 50 minutos llegó nuestra comida y la verdad es que entre el cabreo y el sueño no comimos mucho. Además tampoco era ninguna maravilla.

El momento cuenta

En fin, que cuando terminamos pedimos la cuenta (esa sí la trajeron rápido). Eran unos 40$ y les dimos un billete de 50$.

Evidentemente ellos esperaban que el cambio fuera la propina, pero estábamos tan enfadados que no nos daba la gana dejarles 10$.

Así que cuando vieron que no nos íbamos, el camarero vino y nos dejó los 10$ sobre el plato de mala gana. Nos guardamos 7$ y les dejamos 3$ de propina.

Cuando el camarero lo vio nos dijo gritando: ¡3 dólares! ¿eso es lo que dejan de propina?

Entonces mi chico le dijo: y mucho me parece para como nos habéis servido.

¡Ay madre! La bestia se despertó y empezó a gritarnos en mitad del restaurante: ¿queréis que os los devuelva? ¡tomad! y nos tiraba los 3 dólares.

Cuando ya estábamos saliendo del local me acerqué y muy bajito le comenté que habían tardado casi una hora en servirnos, cuando la gente que llegaba después llevaba un rato cenando.

Entonces me dijo: si queréis comer rápido iros a un McDonald’s

¡Qué mal rato pasamos! 

Conclusión: si dejáis menos propina de la que ellos consideran “correcta” en los restaurantes, la reacción del camarero no será buena.

Así que o no dejáis nada y aguantáis el chaparrón o dejad la propina establecida y salid contentos del lugar.

Propinas en Nueva York

Conclusión del desahogo

Jamás volveré a hacerme mala sangre con las propinas. Cuando me suba al avión para ir a Nueva York asumiré que el sistema es el que es y que voy a pagar x más por cada servicio.

Así evitaré broncas, seré más feliz y colaboraré en que los camareros vivan de manera digna.

Y esta última frase me la repetiré como un mantra…

Os aconsejo que hagáis lo mismo, evitaréis la acidez de después de la cena 

Dónde dejar propina y cuánto es lo adecuado

En general se deja propina cuando alguien te atiende o hace un servicio para ti.

Es decir: restaurantes, bares, taxis… ahora los veremos uno por uno y os diré los porcentajes o cantidades que ellos consideran adecuadas. También os enseñaré un truco para calcular la propina.

Llega un momento que estás tan acostumbrado a dar propina a todo el mundo que tienes que frenarte para no dársela a los del control de inmigración 

Propina en inglés se dice tip o gratuity.

Dónde no dejar propina en Nueva York

¡Existen lugares en los que no hay que dejar propinas en Nueva York! ¡Yuhuu!

En general aquellos en los que no te sirven en mesa. Es decir en restaurantes o cafeterías tipo Starbucks, McDonald’s, pizzerías…

Tampoco en los llamados Deli’s que son establecimientos de comida preparada tipo buffet en los que te cobran por el peso de la comida.

En los puestos de la calle de comida, bebidas, helados…no es necesario dejar propina.

Eso sí, en todos ellos tienen un bote en el que pone tips por si queréis colaborar, pero si no lo hacéis nadie os dirá nada.

Respecto al transporte, en los UBER no es necesario dejar propina. Como además te cobran directamente a través de tarjeta no hay intercambio de dinero ni posibilidad de que surja el mal rollo por este tema. Simplemente llegas a tu destino, te despides y te vas.

La propina en los restaurantes de Nueva York

En los restaurantes de Nueva York la propina adecuada va desde el 15% al 20%.

Si el servicio ha sido malo o normalito se deja el 15%

 Si ha sido bueno el 17% o 18%

 Cuando el servicio es excelente se deja el 20%

Descifrando la factura o ticket

Aunque en la foto no se ve perfectamente, he querido enseñaros estos tickets de restaurantes de Nueva York en los que he comido, para mostraros cómo descifrar lo que te cobran y calcular la propina.

Lo primero en lo que quiero que os fijéis en donde dice TAX. Estas son las tasas (que es como nuestro IVA) y que en Nueva York son del 8,8%.

La propina se calcula sobre el total antes de las tasas ¡tenedlo en cuenta!

También quiero que veáis como en la parte inferior del ticket muchos restaurantes calculan por nosotros la posible propina, poniendo diferentes porcentajes y la cantidad correspondiente.

Como veis lo ponen facilísimo para que no tengamos que estar haciendo cuentas ¡qué majos!

Me hace mucha gracia ver el ticket del medio y el de la derecha. Como veis señalan con boli la zona de propinas. Incluso en el de Dallas BBQ lo meten en un corazón y escriben que la propina no está incluida. Creo que el que nos identificaran como españoles tiene mucho que ver en esto 

En algunos restaurantes incluyen la propina en el precio final, sobre todo si vais un grupo grande. En este caso lo tienen que poner en el ticket. Aparecerá como tip included (fijaros bien antes de pagar, no vayáis a dejar propina dos veces).

Propinas en Nueva York

Truco para calcular la propina rápidamente

Este truco me lo enseñó un amigo que vive en Estados Unidos. Se trata de multiplicar por dos la tax que aparece en el ticket.

Eso sí, tened en cuenta que si utilizáis este truco estaréis dejando aproximadamente un 18% de propina.

Dejar la propina en efectivo en un restaurante

Si pagáis en efectivo, simplemente dejad en la mesa la propina que consideréis. Cuando os den el cambio vais a ver que os traen los billetes perfectos para que dejéis propina, no vais tener que pedir que os cambien un billete como pasa en España.

La propina en los pagos con tarjeta

Cuando paguéis con tarjeta en un restaurante neoyorquino, se la llevarán y volverán con dos tickets: uno para ellos y otro para vosotros.

En el de ellos tendréis que completar dos campos:

Donde dice TIP debéis poner el importe que dejáis de propina.

 En total tenéis que sumar lo que ha costado la comida más la propina, que será la cantidad que finalmente os cobren.

En la foto podéis ver un ejemplo.

Es importante que sepáis que ya no se vuelven a llevar la tarjeta, simplemente recogen el ticket y listo.

¡Ojo! Me ha pasado en varias ocasiones que este sistema me ha dado un sustillo, aunque siempre se ha resuelto de forma positiva.

Os cuento: después de pagar, he mirado el extracto de mi tarjeta y he visto que tenía una primera cantidad que es la que no llevaba propina como pendiente de aprobación y una segunda (con propina) como aprobada.

En unos días la que aparecía pendiente de aprobación desaparecía y no me la cobraban.

También me ha pasado que aparecían ambas cantidades como aprobadas pero finalmente la primera no me la cobraban.

Así que no os asustéis si os pasa esto. Dadle unos días y si no se arregla llamad al banco. Pero ya os digo que a mí siempre se me ha ajustado solo.

Propinas en Nueva York

La propina en los bares neoyorquinos

Si vais a tomar una copa “debéis” dejar propina al camarero aunque os sirva en la barra.

Lo correcto es 1$ por consumición. Así que si vais en grupo intentad escaquearos para no tener que ir a pedir a la barra  Ahora en serio, si vais en grupo no hace falta que dejéis 1$ cada uno. Con 3$ para todos está bien.

La propina en los taxis y UBER de Nueva York

Como os decía antes en los UBER no es necesario dejar propina. Pero en los taxis sí

En los taxis lo correcto es dejar entre un 15% y un 20% del total del precio del trayecto. Podéis hacerlo en efectivo o seleccionar la cantidad que deseáis dejar en la pantalla a través de la que se paga con tarjeta.

Propinas en Nueva York

Propina en el transporte privado

Si habéis contratado un servicio para que os recojan en el aeropuerto o vais a compartir un shuttle que pensáis ¿los conductores esperarán propina?

Pues sí, me imagino que habéis acertado todos ¿no?

En realidad, la mayoría de las empresas os dirán que está incluida en el precio. Pero la realidad es que los conductores esperan su propina (tampoco os dirán nada si no se la dais).

El momento para dársela es cuando bajen vuestras maletas del vehículo. Y el porcentaje adecuado sería el mismo que en los taxis, entre un 15% y un 20%.

¿Se deja propina en las excursiones?

Os digo lo mismo que en el transporte privado. No es obligatorio pero se suele tener una deferencia con el guía de la excursión.

Cuando es una visita en un autobús grande normalmente la gente se baja, se marcha y no da propina, pero si son grupos pequeños lo adecuado serían unos 10$ por pareja.

Las propinas en los hoteles de Nueva York

¿En los hoteles propina? Estamos locos o qué 

Pues sí, aquí también hay que aflojar el bolsillo.

Botones

Si os llevan las maletas a la habitación lo habitual es dejar aproximadamente 1$ por maleta.

A la persona que te abre la puerta en algunos hoteles no se les suele dejar propina, a no ser que os pida un taxi o haga algo por vosotros.

Recepción

Yo la verdad es que en la recepción de los hoteles nunca he dejado propina. Pero hay gente que lo hace para conseguir mejores habitaciones o comodidades extras.

Servicio de limpieza

Las personas que limpian las habitaciones también están muy mal pagadas, así que en los hoteles suelen dejar un sobre en la mesilla para que les dejemos su propina que suele ser de 2$ a 3$ diarios.

En las primeras visitas yo no conocía esta costumbre y no dejaba propina. Jamás en estas ocasiones noté que la habitación no estuviera limpia. Así que en mi caso no he notado ninguna diferencia entre dar o no dar propina.

Y hasta aquí llego con las propinas en Nueva York, que he repartido tanto dinero en este artículo que no me queda ni para comprar el pan hoy 

Contadme vosotros ¿qué pensáis sobre las propinas en Nueva York? ¿alguna anécdota que contar? Ya sabéis, podéis escribir en comentarios, un poquito más abajo

Gracias por leerme,

LAS 10 TIENDAS QUE NO TE PUEDES PERDER EN NUEVA YORK
-GRATIS POR SUSCRIBIRTE AL BLOG-

About the Author:

Soy Nuria Moreno, madrileña y con un trocito de mi corazón en Nueva York.
¡Escríbeme!nuria@mynewyorkblog.com

16 Comments

  1. Barri 22 noviembre, 2017 at 21:30 - Reply

    Hola Nuria! Como hace mucho no escribía, decidí hacer mi aporte.
    La verdad es una locura que porque SU SISTEMA funciona mal, el turista deba hacerse cargo de su fallo.
    Encima como bien cuentas, si el servicio no fue bueno, dejas el 15%!!! Inaudito!
    Yo he dejado tips en lugares donde me he sentido muy a gusto y he dejado menos o muy poco en otros. Nadie me ha dicho nada y tampoco se lo aceptaría (quizás los argentinos seamos un poco agresivos en ese sentido). Pero en Dallas BBQ he dejado más del 20% porque he comido a gusto y me han atendido como a un rey, la chica me ha explicado todo muy bien y me pareció justo compensárselo.
    En el hotel no he dejado nada pero en otros lados sí.
    Vamos, que hay para charlar mucho sobre el tema.
    Gracias por tan buen artículo!

    • admin 23 noviembre, 2017 at 10:02 - Reply

      ¡Qué ilusión leerte de nuevo Barri!

      Para mi próximo viaje pediré a algún amigo argentino que me acompañe para defenderme de los “momentos propina” incómodos 🙂

      Un abrazo
      Nuria

  2. Miri 22 noviembre, 2017 at 22:28 - Reply

    Hola Nuria! Qué bueno que sacaste el tema! La verdad es agobiante estar pendiente de dejar tantas propinas, especialmente cuando tienes el dinero justo o casi. En Argentina dejas propina a los camareros, si te atienden bien y en la mesa o a la persona del hotel que te ayuda con las maletas. No se me ocurren muchos casos más.

    Me agobia tener que estar pensando todo el tiempo que interactúo con alguien. Entramos a almorzar a un restaurante y bajé al baño para lavarme las manos. Había una señora que me miró con mala cara cuando salí sin dejarle nada. No había llevado la cartera al baño y no hizo nada para que me lavara las manos! Parece que por estar ahí parada tendría que haberle dejado algo. Tampoco me parece razonable dejar propina en lugares donde te sirven en el mostrador (tipo Pret A Manger) pero ahí está la jarrita para recordarte que deberías dejarles algo. Otro caso que me molestó fue en el bus turístico, después de haberlo pagado creo que 50 dólares por persona, el guía nos trababa el paso a la salida del bus con su frasquito de propinas.

    Me pasó alguna vez eso de varios débitos por una comida y que después se corrigiera solo. Pensé que era un error pero veo que es una práctica habitual.

    Saludos

    • admin 23 noviembre, 2017 at 10:05 - Reply

      ¡Hola Miri!

      A mí como a ti me agobia un poco tener que estar pendiente del tema propina, por eso intento interiorizarlo antes de ir para no sufrir demasiado 🙂

      Pero es que como cuentas, en algunos momentos te pillan fuera de juego, como el el baño que cuentas ¡cómo vas a esperar encontrarte una señora sentada en el baño esperando su propina!

      Sí, el tema de los cargos a la tarjeta es muy habitual.

      Gracias por comentar Miri,

      Abrazos
      Nuria

  3. Mayte 22 noviembre, 2017 at 23:00 - Reply

    Ahora entiendo por qué nos miraban tan mal y no nos decían ni adiós cuando salíamos de los sitios jjjj

    • admin 23 noviembre, 2017 at 10:06 - Reply

      jajajaja Para la próxima ya lo sabes Mayte

      Besos
      Nuria

  4. Sonnia Viñan Chavez 22 noviembre, 2017 at 23:37 - Reply

    Hola Nury
    Eres un genio lo explicas tan claramente
    Seguro el próximo año si les dejo propinas
    Un beso y cuidate

    • admin 23 noviembre, 2017 at 10:07 - Reply

      ¡Muchas gracias Sonnia!

      Veo que en 2018 hay viaje a Nueva York ¡biennnnn! 🙂

      Abrazos
      Nuria

  5. marta 23 noviembre, 2017 at 10:46 - Reply

    Hola Nuria!
    me encantan tu blog.
    El sistema de las propinas no me guasta para nada en USA, y creo que el problema lo tienen ellos con sus sistema!
    Nosotros fuimos hace 7 años (de viaje de novios) a NYC.
    SI el servicio era bueno dejábamos propina, pero si no lo era, no dejábamos. Y tienes razón que te miran mal y te llaman de todo, pero….el problema lo tienen ellos, xq nosotros nos íbamos más felices que una perdiz con nuestro dinerito en el bolsillo 🙂 que a nosotros también nos cuesta ganarlo.
    Recuerdo una excursión que contratamos que era en grupo en un autocar. Antes de bajar del autocar el guía nos dijo a todos por el micro que el viaje llegaba a su fin y que en esta última parada sólo se abriría la puerta delantera del bus, y que antes de bajar pasásemos por su bote de propinas. Que dejáramos lo que quisiéramos, pero que lo mínimo eran $10/persona. Nos quedamos mirando entre todos los viajeros alucinados, pero no decía nada nadie. Y empezaron a levantarse e iban pasando por su bote de propinas con los billetes de $10/p. Mi marido y yo nos indignamos y lo que hicimos fue coger 2 billetes de $1 y los enrollamos sobre sí mismos y cuando se levantó un grupo más de personas nos unimos y metimos los billetes en el bote y salimos por la puerta ;-P
    Son unos maleducados exigiendo ya las propinas mínimas!!!
    Así que… si ellos tienen cara, nosotros tenemos que tenerla más.

    En un par de semana volveremos a NYC. A ver como lo campeamos esta vez el tema de las propinas! jajajajaja!!

    Un abrazo Nuria!
    Marta

    • admin 23 noviembre, 2017 at 12:12 - Reply

      Marta, cómo me he reído con tu comentario. Vuestros trucos para salir airosos sin dejar la propina “correcta” son geniales 🙂

      Lo más justo es que pagaran bien a sus empleados y no tuvieran que depender de los clientes. No creo que para ellos sea agradable tener que utilizar todas esas estrategias para pedir la propina.

      ¡Feliz viaje!
      Besos
      Nuria

  6. María 23 noviembre, 2017 at 19:05 - Reply

    ¡Ehhh.. que chiste! Es fuerza entonces. No soy tacaña, pero no me gusta que nadie vuelva fuerza que le de. La propina es como tu bien dices un extra por un servicio o un trato excelente. Mejor como en las aceras…me has abierto loa ojos Nuria, en mi país tercermundista, nadie vuelve fuerza las propinas, sin embargo; los empleados son amables en su servicio y la mayoría del pùblico deja propina a conciencia y en ocasiones muy generosas. Claro está siempre con excepciones de mal servicio y tacaños que no dejan nada. Pero a mi me daría vergüenza exigir que me den. Gracias Nuria, como siempre muy pero muy útil tus colaboraciones.

    • admin 28 noviembre, 2017 at 12:28 - Reply

      Totalmente de acuerdo contigo María, eso de exigir la propina es bastante vergonzoso.

      ¡Gracias a ti por comentar!

      Abrazos
      Nuria

  7. María 27 noviembre, 2017 at 15:14 - Reply

    ¡Hola Nuria! Antes que nada enhorabuena por tu blog, me encanta leer tus artículos y la forma en que los redactas 😉
    Estas navidades estaré por la gran manzana (mi primera vez!), te podrás imaginar lo emocionada que estoy, además viajo sola y me hace muchísima ilusión la experiencia.
    El tema de las propinas ya lo voy empezando a interiorizar como haces tú, para no llevarme demasiados disgustos cada vez que tenga que sentarme a comer. Me veo con el móvil calculando los porcentajes, jajaja la verdad que va a ser toda una experiencia…
    ¿Algún consejillo o recomendación para mi viaje? De momento me estoy leyendo prácticamente todas tus entradas del blog, así que mil gracias porque sirven de mucha ayuda 🙂
    ¡Un saludo!

    • admin 28 noviembre, 2017 at 12:33 - Reply

      ¡Hola María!

      ¡Qué suerte, Navidad en Nueva York! Mi consejo es que disfrutes la ciudad sin agobiarte por querer verlo todo. Verás como sólo viendo pasar a la gente ya se te puede ir el tiempo 🙂

      Y que te abrigues bien porque vas a pasar muchas horas en la calle y hace mucho frío.

      Un abrazo y cuéntame a la vuelta

      Nuria

  8. Manu González 29 noviembre, 2017 at 09:25 - Reply

    Hola Nuria. Gracias por seguir con tu blog, como siempre interesante. Os contaré una anécdota que nos pasó en nuestro primer viaje a NYC (2014). Hotel en Times Square, aunque omitiré el nombre. Ya íbamos preparados con el tema de las propinas, pero desconocíamos que había que dejar propina por el servicio de limpieza de la habitación. Cada noche al llegar al hotel dejábamos en una mesita que había en la habitación las monedas de nuestros bolsillos para no cargar con ellas (podrían ser 3 o 4 $). El primer día nos dimos cuenta que no estaban las que habíamos dejado la noche anterior, pero pensábamos que seria que no las habíamos dejado, o que uno de los dos las había cogido por la mañana, el segundo día lo comentamos y es cuando caimos en la cuenta, el servicio de habitaciones se lleva nuestras monedas. El tercer dia mas de lo mismo, asi que ……….. decidimos guardar las monedas en un cajón y……. ya no volvieron a faltar. Como tu dices no notamos la diferencia en la limpieza. De verdad es una de las cosas que peor llevo. Aquí me gusta dejar propina cuando el servicio es bueno, pero siempre……… si su sistema es malo que lo cambien. Gracias de nuevo Nuria y animo a seguir adelante.

    • admin 30 noviembre, 2017 at 10:31 - Reply

      ¡Hola Manu! Muchísimas gracias por tus ánimos que vienen siempre muy bien.

      Qué gracias me ha hecho tu anécdota. Estaría tan contento el personal de la limpieza con vosotros 🙂 Que todo el mundo tome nota de que no hay que dejar dinero en las mesillas que se lo hacen suyo enseguida.

      Abrazos
      Nuria

Leave A Comment