Un sueño cumplido llamado New York

Parece que es un tópico decir que desde niños hemos soñado con conocer Nueva York. Pero ¡es real! Y nos pasa a muchos, independientemente del lugar del mundo en el que hayamos nacido.

Yo lo soñaba de niña en Madrid y Nadia, nuestra protagonista de hoy, lo hacía desde Argentina. En su historia lo describe perfectamente y me he sentido muy identificada al leerla.

Nadia y su novio Gonzalo cumplieron este sueño neoyorquino juntos, y en este artículo nos cuentan sus vivencias en la ciudad. Les dio tiempo a descubrir muchos lugares, a visitar museos, a disfrutar de varios musicales y eventos deportivos, a hacer compras…

Sin más os dejo con su historia, espero que la disfrutéis tanto como lo he hecho yo.

“La primera vez que vi la Estatua de la Libertad, me dejó extasiada. Una estatua en el medio de un río, que yo apreciaba como gigante a mis escasos 3 años se proyectaba en mi pantalla y desde ese día quise conocerla, sin muchos más motivos.

Luego vino una infancia y adolescencia llena de series y películas cuyo escenario era la isla desde la cual poder ver aquella estatua. Y mis ganas de conocer esa ciudad continuaban creciendo.

Siempre creí que era imposible lograrlo. Muy de casualidad una noche, mientras atravesaba un momento personal feo, mi novio me preguntó si el próximo año nuevo quisiera pasarlo en New York. Yo estaba tan mal, que la sola idea de imaginarme en el medio de Time Square me hizo sonreír, aunque debo confesar que le dije que sí, creyendo que no lo lograríamos.

Solo unas semanas después empezábamos a hacer números y recién ahí me di cuenta que era posible alcanzar mi sueño. Durante un año ahorre muy duro y en paralelo leí todo libro, guía y recomendación de la gran manzana que se me cruzaba, fue mi manera de ir poniéndome en tema.

Nueva York

Así fue como, Gonzalo y yo viajamos a New York el 28 de diciembre del 2012, estuvimos 10 días hospedados en el Hotel Pennsylvania, que nos hacía acordar todo el tiempo a Mi pobre angelito, el hotel estaba cuidado, pero su ambientación era de la década del 80. Lo mejor que tiene es la ubicación. A nuestro cuarto nunca le faltó limpieza y desde la ventana podía ver el Empire State, podía yo pedir algo más?

La mañana del 29 de diciembre aterrizamos en el JFK y llegamos  a la isla en subte, nos bajamos 2 paradas antes, no porque tuviéramos ganas de caminar con -5 grados, sino por desmemoriados, no podía recordar la dirección del hotel. En el momento que emergimos a la superficie comenzó a nevar. Yo solté la valija y me puse a llorar. Estaba viendo los taxis amarillos de las películas y los grandes edificios, en vivo y en directo; no tocó atravesar Time Square completamente vallado, porque ya se estaba preparado todo para New Year’s  Eve, yo no podía salir de mi asombro, y esa fue la sensación que me acompañó en los siguientes 10 días.

Nueva York

Eran tantas las cosas que queríamos hacer, que previo al viaje armamos una guía, día por día con los lugares que nos interesaba visitar y las atracciones que queríamos conocer. Yo no podía dejar ningún detalle librado al azar. Parte de nuestras actividades incluían ver teatro, deportes, hacer compras, visitar museos, parques y miradores.

Nueva York

Hicimos algunas compras en el Century 21, Manhattan Mall, y en el outlet Jersey Gardens. Compré más de lo que me imaginé que compraría, ya que era una época de liquidación y los precios en productos básicos eran realmente convenientes para mi.

Al outlet fui sola y fue una experiencia más bien frustrante, porque erróneamente decidí primero dar una vuelta y luego empezar a comprar, en ese momento no encontré nada de lo que había visto en mi primera pasada y tuve que volver a empezar.

Nueva York

Una noche vimos basquet en el Madison Square Garden fue una experiencia increíble, ese lugar es espectacular! mi novio además vio fútbol americano en la cancha de los Giants. Subimos al Rockefeller Center al atardecer, como muchísima gente nos recomendó y valió mucho la pena. Ver como la ciudad pasa del día a la noche, como cambian los colores del cielo y de la ciudad fue algo mágico, no quería bajarme de ese lugar!

Nueva York

Durante los 10 días, caminamos más que nunca, un poco porque es algo que nos gusta hacer y creemos que así se conoce mejor la ciudad, pero también porque había varios puntos a los que el subte no llegaba por abnegaciones con el agua (meses atrás había ocurrido el huracán Sandy)

Visitamos en total 4 museos. El MoMa, el Guggenheim, el MET y el museo de los bomberos. Este último ubicado en el SoHo, fue una negociación con Gonzalo para poder entrar a todas las tiendas de ropa y diseño que hay en ese barrio. Fue una linda experiencia porque dentro de ese museo hay un pequeño memorial a los caídos del 11/9.

De todos los museos el que más me gustó fue el Guggenheim, por su arquitectura y porque la muestra que exponían en ese momento, era de dibujos en lápiz hechos por Pablo Picasso. Adquirimos la audioguía, que no sólo explicaba las obras, sino que tenía una entrevista a la hija de Pablo, interesante y entretenida a la vez.

Vivir la experiencia Broadway para mi fue lo máximo. Soy amante de las comedias musicales y estar en el lugar donde todo pasa fue increíble. Vimos Chicago y Evita y me quedé con ganas de ver alguna más.

Tema aparte para la comida, tuve problemas para encontrar menús accesibles y que no resultaran picantes o fríos. los días de largas caminatas, que eran la mayoría, optabamos por comer en algún carrito, en pleno invierno era necesario mantener la ingesta calórica a buen ritmo. Con lo mejor que nos encontramos en materia gastronómica, fue un restaurante cercano al hotel, que preparaba sopas deliciosas y unas pastas increíbles, era accesible y tenía una estética típica americana, fuimos varias veces, se llama Tick Tock Diner y está ubicado en 8 y 34.

Y claro que para mí el viaje tuvo la oportunidad de conocer la Estatua de la Libertad. Cumplir el sueño de mi yo de 3 años. Sólo pude verla de lejos, porque no estaba permitido en esa época bajar en la isla, así que sólo por eso ya tengo un motivo para volver a mi amada New York.”

Nueva York

Nadia, muchísimas gracias por haber compartido tu experiencia con nosotros. Está escrita con mucho cariño y es un honor para mí que hayas querido publicarla en mi blog. Un fuerte abrazo.

¿Quién se anima a ser el siguiente en participar en esta sección del blog? Os estoy esperando…podéis escribirme a nuria@mynewyorkblog.com o dejar un comentario más abajo   y yo me pongo en contacto con vosotros.

Gracias por leernos,

 

 

¡Acompáñame en redes sociales!

¡Comparte el artículo en tus redes si te ha gustado!
  • 30
  •  
  •  
  •  
  •  

Sobre el Autor:

Soy Nuria Moreno, madrileña y con un trocito de mi corazón en Nueva York. ¡Escríbeme!nuria@mynewyorkblog.com

6 Comentarios

  1. Barri 20 septiembre, 2018 at 21:18 - Responder

    Me senti muy identificado por muchas cosas: por ser argentino, por haber llevado la casaca de la selección y más que nada por la primera impresión que me dio NY: salir del subte y sentir que las sensaciones no entran en tu cabeza ni en tu corazón, está todo ahí mismo y al alcance de tu mano. Ya estás dentro de la película!
    Felicitaciones por el viaje! Ahora mismo estamos pasando algunas penurias económicas que nos impiden volver, pero ya pasarán… Saludos a todos!

    • admin 21 septiembre, 2018 at 15:40 - Responder

      Barri, espero que esas dificultades pasen pronto y podáis estar pronto dentro de esa película que tanto amamos.

      Un abrazo
      Nuria

  2. Milo 21 septiembre, 2018 at 18:23 - Responder

    Buenas. Hermoso post. La primera vez que fui fue en octubre 2017. Sola. También nunca pensé que iba a poder económicamente hablando, soy argentina, pero me fui a vivir a Madrid y el pasaje es muchísimo más barato. También crecí con películas, series, musicales y tuve la misma sensación cuando baje del metro y agarre sin querer la 5ta avenida… mire para arriba y se me llenaron los ojos fe lágrimas. ESTABA EN NEW YORK !!!¡¡¡¡ tuve el placer de recorrer todas las locaciones fe mi película favorita desde pequeña “” tienes un email”. Fui a ver Chicago donde cante todo y lloré todo. Ahora si todo sale bien voy a pasar navidad y año nuevo allí de nuevo. Con todo su esplendor. Excelente blog. Saludos!

    • admin 24 septiembre, 2018 at 11:19 - Responder

      Muchísimas gracias Milo por tu comentario. Nueva York genera ese tipo de emociones y es tan bonito compartirlas con gente que lo siente igual 🙂

      Espero que disfrutes mucho tu próxima navidad en la ciudad.

      Un abrazo
      Nuria

  3. Sonnia Viñan Chavez 22 septiembre, 2018 at 16:12 - Responder

    Excelente Blog.Nuria
    Gracias por compartir experiencias únicas de los Amigos. Cuando viajas a Nueva York sientes una sensacion increible que dan ganas de volver una.dos y muchas veces mas.

    • admin 24 septiembre, 2018 at 11:20 - Responder

      Muchísimas gracias Sonnia!

      Nueva York es pura emoción ¿verdad? Espero que puedas volver prontito.

      Un abrazo
      Nuria

Deja tu Comentario

Responsable: Nuria Moreno Martín Finalidad: gestionar los comentarios del blog Legitimación: es tu consentimiento Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de My New York Blog) dentro de la UE (ver política de privacidad de Webempresa). Para más información consulta mi Política de Privacidad